Todo sobre la velocidad de obturación

Durante las últimas semanas hemos estado hablando en el blog de los tres pilares de la fotografía. En pasados posts hemos hablado de la ISO y la apertura. Hoy hablamos sobre la velocidad de obturación. A pesar de que su nombre no despierta demasiado interés, podemos asegurarte que la velocidad de obturación es extremadamente importante. Es la responsable del movimiento en tus fotos.

Vale, ¿y qué es el obturador?

El obturador de una cámara se parece mucho a la ventana de una casa. Básicamente es una tapa que se cierra o se abre frente al sensor de la cámara. Esta tapa sólo se abre cuando la cámara va a hacer la foto. Cuando el obturador se abre, permite que el sensor reciba la luz antes de volver a cerrarse rápidamente impidiendo que la luz siga entrando en el sensor.

¿Qué es la velocidad de obturación?

La velocidad de obturación es el periodo de tiempo en que se mantiene abierto el obturador y durante el cual deja entrar la luz al sensor de la cámara. Si es rápida, puede ayudar a congelar la acción completamente. Como en este ejemplo:

Photo source

Por otro lado, si la velocidad de obturación es lenta, el movimiento en la imagen quedará borroso y difuminado. Como aquí:

Image source

Ya veo, ¡vamos a lo técnico!

La velocidad de obturación se mide en segundos. La velocidad de obturación más corta en una réflex es de 1/4000 de segundo, la más larga puede ser ¡hasta 30 segundos!

¿Cómo ajusto la velocidad de obturación en mi cámara?

Si no te sientes del todo cómoda con los ajustes para la velocidad de obturación de tu cámara o no encuentras la velocidad más adecuada para cada situación, no te preocupes. Es de lo más normal. Tanto que las réflex ya vienen con 2 velocidades de obturación automáticas. Son las siguientes:

AE Programada: con esta opción, tanto la velocidad de obturación como la apertura se ajustan automáticamente. Recuerda que la apertura controla la nitidez de la imagen y la profundidad de campo.

Con prioridad a la apertura: con esta opción, puedes ajustar manualmente la apertura, pero la velocidad de obturación es automática. Es uno de los ajustes más populares entre los fotógrafos.

Las réflex también tienen opciones manuales para ajustar la velocidad de obturación. Sin embargo, recomendamos utilizar un ajuste automático. Te permitirá hacer fotos más rápido y con buenos resultados.

Si el tema te ha resultado tan apasionante que quieres seguir formándote, aquí te dejamos algunos artículos complementarios.

Velocidad de Obturación: Qué Es y Para Qué Sirve

Principios Básicos de Fotografía: Entendiendo la Apertura

ISO en Fotografía: Qué es y Cómo Se Usa

¿Qué otros tutoriales técnicos o qué consejos te gustaría que te diéramos?


Artículo adaptado de The Magazine US